Dom. Ago 14th, 2022

Olgafreda Cota     ofcota@prodigy.net.mx

Cuando escuché que el presidente había declarado la construcción del Tren Maya como un asunto de Seguridad Nacional, me dio risa porque pensé que era uno de los cientos de bromas y memes que los mexicanos fabricamos cada minuto. El concepto que yo tenía de Seguridad Nacional era, por ejemplo, las medidas que los Estados Unidos tomaron después del ataque a las Torres Gemelas, tales como: al viajar en avión pedir identificación, quitarse los zapatos, separar los objetos electrónicos, todo el equipaje de carga es revisado, las cabinas de los pilotos tienen puertas blindadas. Cualquier norteamericano sospechoso puede ser monitoreado en sus llamadas, emails, mensajes de texto, registros telefónicos. Porque son medidas contra el terrorismo. ¿¡Pero el Tren Maya!?

En México la Seguridad Nacional consiste en acciones inmediatas para: proteger al país frente a riesgos y amenazas, preservar la soberanía e independencia nacionales y la defensa del territorio; mantener el orden constitucional y la unidad de la federación. También fortalecer las instituciones democráticas del gobierno y defender al país frente a otros Estados.

El Centro Nacional de Inteligencia, CNI, es una de las instituciones que forman parte del Sistema de Seguridad Nacional.

Sigo sin entender que la construcción del Tren Maya sea un asunto de Seguridad Nacional.

El presidente ha dicho que se declara un asunto de Seguridad Nacional porque los Estados Unidos han intervenido financiando grupos ambientalistas que promovieron los amparos contra el tramo 5 del tren. Sigo sin entender que la construcción del Tren Maya sea un asunto de Seguridad Nacional. También afirmó que sacará de la pobreza a más de un millón de personas del Sureste mexicano -no lo ponemos en duda- sin embargo, los grupos que protegen el medio ambiente hablan de una desforestación de más de dos mil hectáreas y hay conflictos por la tenencia de la tierra, ya que el 53% de la construcción está en terrenos ejidales. El Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH informa de 6467 monumentos arqueológicos. El tramo 5 Sur producirá daños en cavernas, ríos subterráneos, cenotes y lagunas de Quintana Roo debido a que se está construyendo sobre el mayor sistema de cuevas sumergidas del mundo.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo, FONATUR no ha presentado las Manifestaciones de Impacto Ambiental. Al parecer, lo que pretende el presidente es evitar los amparos que han promovido organizaciones ambientalistas.

José Ramón Cossío Díaz, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de diciembre del 2003 a noviembre del 2018, cuestionó qué el gobierno federal haya recurrido a esa declaratoria de Seguridad Nacional con el objeto de proteger uno de sus proyectos prioritarios.

Ahora sí ya entendí por qué la construcción del Tren Maya es un asunto de Seguridad Nacional.

Deja un comentario