Dom. Ago 14th, 2022

Beneficiará a más de 50 familias, con una inversión de 6.5 millones de pesos

Con la finalidad de resolver el abasto de agua y dando respuesta a un reclamo de muchos años por parte de los pobladores de la subdelegación de San Evaristo, el XVII Ayuntamiento de La Paz realizó la entrega de la planta desaladora con una inversión de 6.5 millones de pesos, la cual suministrará 40 metros cúbicos del vital líquido por día y beneficiará a alrededor de 50 familias de la comunidad.

La presidente municipal, Milena Quiroga Romero en la entrega de esta importante obra estuvo acompañada por el director general del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de La Paz (OOMSAPAS La Paz), Mario Gálvez, así como por los Regidores, Teresa Ruiz y Luis Enrique Lucero; la subdelegada, Amairany León Encinas.

“Por supuesto que vale la pena la inversión, ya que acá las condiciones son distintas, pero por la misma situación aislada en que viven, tenemos que buscar una solución para darle el correcto mantenimiento a la planta y que siga funcionando”, destacó la alcaldesa.

Es preciso señalar que en la planta desaladora de la comunidad de San Evaristo se tuvo una inversión de 6.5 millones de pesos, procedentes del Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), en la cual se realizó la construcción del pozo costero para extraer agua salada, fueron remozadas todas las instalaciones, se efectuó un total equipamiento y funcionamiento de los tanques ubicados en el cerro de donde baja el agua.

La subdelegada y los pobladores de la comunidad agradecieron a la alcaldesa y servidores públicos municipales la puesta en marcha de la planta desaladora, lo que vendrá a solucionar el suministro del agua potable a sus pobladores.

“Me comprometo a que el próximo año será arreglado el camino de acceso y se le dará mantenimiento a la hielera que funciona en la comunidad, lo que vendrá a fortalecer su principal actividad económica que es la pesca” concluyó la presidente municipal, Milena Quiroga Romero.

Deja un comentario